Photo from pdphoto.org

 

Uno de los mayores miedos a mostrar imágenes en las páginas web es la posibilidad de robo por parte de otros y el uso que puedan hacer sin conocimiento del autor. Este problema crece aún más cuando se trata de artistas como fotógrafos o tiendas de venta de imágenes.

Es posible limitar las posibilidades de uso sin permiso de las imágenes. Veamos distintos pasos y opciones que podemos seguir en instalaciones de WordPress, aunque también pueden adaptarse a otras plataformas.

Deshabilitar click derecho del ratón

El método habitual y más rápido utilizado es el click derecho del ratón, el cual muestra un menú donde permite descargar la imagen en pantalla con la opción “Guardar imagen como…”. Para deshabilitar esta opción se puede instalar el plugin No Right Click Images Plugin o también tenemos el plugin WP-CopyProtect. Ambos realizan la misma función para no permitir el botón derecho del ratón. El segundo, además incluye la opción para no permitir seleccionar y copiar los textos que aparezcan en la web.

Arrastrar y soltar

Otra forma de descargar fotografías es arrastrando y soltando la imagen, por ejemplo desde la web al escritorio. Este método es algo más complicado de corregir, aunque también existen plugins para remediarlo. Uno de ellos es WP Content Copy Protection, el cual nos permite proteger las imágenes también de este método de copia.

Añadir notificación de Copyright

A pesar de la creencia popular, no es necesario tener un aviso de copyright en la página web. Los derechos de autor son automáticamente asignados al creador de las imágenes y textos, aunque no exista esta notificación en la web. De todas formas actúa como un factor disuasorio frente a personas que quieran utilizar los contenidos sin permiso del creador.

Casi todos los temas de WordPress tienen la opción de añadir automáticamente la notificación de Copyright en el pie de todas las páginas de la web. Suele tener el texto “Copyright © (año) (nombre). All rights reserved.

Por lo general no sería necesario poner más texto, aunque si se quiere delimitar e informar más se puede utilizar un texto más extenso como este:

© (Nombre) and (nombre página), (año actual o rango de años). Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this blog’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to (nombre) and (nombre de página) with appropriate and specific direction to the original content.

Marcas de agua

Una práctica habitual es insertar una marca de agua en cada imagen, para de esta forma disuadir del uso de la imagen sin permiso. Cuando una imagen tiene una marca de agua muy pocos realizan retoques en la imagen para intentar quitarla, por lo que suele funcionar muy bien.

Uno de los plugin que pueden ser utilizados para este fin es Watermark RELOADED, que inserta una marca de agua automáticamente en cada imagen. Otro plugin para realizar la misma función es Watermark My Image y que además posibilita realizar la operación en imágenes que ya estaban dentro de la página.

Deshabilitar Hotlinking

Este método consiste en copiar el enlace de una imagen para utilizarla en otro lugar. De esa forma la imagen mostrada sería la de la página web de origen. Existen métodos para que esto no se pueda realizar, siendo el más utilizado editando la configuración del fichero .htaccess dentro del sistema. Pero también hay plugin que realizan esta función. El más completo que hemos visto es ByREV WP-PICShield que realiza muchas más funciones de seguridad además de esta.

Hay que tener en cuenta que al deshabilitar esta función también limitaremos a otros servicios que muestran nuestras imágenes como buscadores o cualquier servicio de redes sociales, aunque también se puede configurar para permitir que algunos servicios tengan la posibilidad de acceso.

Saber si nuestras imágenes están siendo utilizadas

A pesar de todos los métodos de protección puede que alguna de nuestras imágenes haya sido utilizada en algún sitio. Para comprobarlo podemos utilizar métodos existentes y gratuitos como Google con su herramienta de buscador de imágenes. Solo hay que ir a images.google.com y pulsar sobre el icono de la cámara fotográfica a la derecha. Introduciendo una dirección de nuestra página web o subiendo una imagen de nuestro disco duro Google buscará similitudes dentro de Internet. Nos mostrará muchas posibles fotografías similares. Funciona realmente bien!

Conclusión

Es posible proteger imágenes y textos de nuestra web, o al menos ponerlo más complicado, aunque tampoco hay que obsesionarse por protegerlo todo. Debemos ser conscientes que siempre existirá alguna posibilidad de que nuestras imágenes y contenidos sean utilizados por otros sin consentimiento.

 

Fotografía: pdphoto.org

No hay comentarios de momento
Deje un comentario

(Spamcheck Enabled)